medicos especialistas en calvicie como parte del logo del sitio la calvicie .org  
 
 


 
 

TRATAMIENTO DE LA ALOPECIA NERVIOSA

Para comprender mejor los diversos tratamientos de la alopecia nerviosa, es necesario conocer que se entiende por alopecia nerviosa: es aquella alopecia relacionada a los estados de estrés que sufren las personas. Se distinguen 2 tipos de estrés: el interno, que se manifiesta por fatiga, exceso de trabajo, insomnio y el externo, provocado por la polución ambiental, brushing excesivos, radiaciones ultravioletas, entre otros. Ambos tipos de estrés pueden llegar a provocar una alopecia nerviosa. Tratamiento multifactorial es el que debe realizarse.
Causas y características: Los tratamientos de la alopecia nerviosa varían según el factor causal. Comencemos por recordar que la alopecia nerviosa está íntimamente relacionada con 3 tipos de estrés: Estrés inflamatorio: Ataque celular asociado a la presencia de elementos pro-inflamatorios. Estrés motivado por radicales libres: ataque celular asociado a presencia excesiva de radicales libres. Estrés isquémico. Los niveles prolongados o elevados de estrés pueden causar la detención del crecimiento capilar y la consecuente caída de cabello. El cuadro clínico de la alopecia nerviosa está asociado básicamente al estado anímico del paciente, aunque no se conocen los pasos intermedios fisiopatológicos entre el estrés hasta que se produce la caída de cabello. Los factores que pueden llevar a un estrés emocional son variados: desde la desocupación laboral, la enfermedad grave de un familiar cercano, la pérdida de un ser querido, inclusive conflictos conyugales o dificultades en el estudio. Hay casos que la alopecia nerviosa tiene las mismas manifestaciones que la areata, donde habitualmente la zona dañada vuelve a regenerarse espontáneamente en el plazo de 6 a 12 meses, incluso administrando medicación con efecto placebo.

Mecanismo de acción: El cabello crece en ciclos repetidos. La fase de crecimiento activo dura aproximadamente 2 años y es seguida por una fase de reposo de 3 meses, que va seguida por una fase de caída de cabello. La pérdida diaria normal es de 100 cabellos. Cuando hay un estrés extremo, hasta el 70% de los folículos pueden entrar prematuramente en la fase de reposo, que es seguido por una caída de cabello cerca de 3 meses después. Esta pérdida puede no ser relacionada con la causa, porque pasaron más de 90 días y como la alopecia nerviosa se caracteriza por una pérdida uniforme de cabello no aparecen zonas de calvicie. Si las causas de la alopecia nerviosa no desparecen los folículos quedan atrofiados, dando lugar a un cabello más fino que disminuye el volumen de la cabellera. Generalmente, cuando la situación mejora, el cabello recomienza a crecer en aproximadamente 6 meses. En estos casos se utiliza como tratamiento de la alopecia nerviosa un suplemento vitamínico específico para el cuero cabelludo, que ayuda a mejorar la situación. Hay un tipo de alopecia nerviosa que ocurre en niños sometidos a una situación de estrés severo, donde el profesional tratante debe enfrentarse la dificultad terapéutica que entraña la corta edad del paciente, sino también a las consecuencias del estrés sobre el sistema inmunológico del niño. Por ello, el tratamiento de la alopecia nerviosa en los niños tiene que ser enfocado en forma multifactorial, incluyendo en dicho enfoque el nivel del sistema inmunológico de éstos. En los casos excepcionales donde existe una pérdida de cabello definitiva, por falta de regeneración y destrucción total de los folículos pilosos, la alopecia nerviosa requiere un implante capilar como tratamiento.
 Relato de un soldado en la segunda guerra mundial, dondel una alopecia nerviosa aguda es provocada por el estrés bélico: Es el típico choque emocional, de tensión, ansiedad y temor, que se constituye como determinante de la caída aguda de cabello. Fue presentado en jornadas científicas que trataban las consecuencias de la guerra sobre la salud, donde se describe la historia de un soldado gravemente herido y preso en un tanque de guerra. Luego de media hora de permanecer aislado, comenzó a perder los cabellos y luego de 14 hs. quedó totalmente calvo. Este  tipo de estrés provoca perturbaciones de tal magnitud en la circulación del cuero cabelludo que inhibieron la nutrición del folículo piloso, interrumpiendo definitivamente el crecimiento del cabello. La bibliografía científica mundial abunda en múltiples casos similares a este, en donde siempre se comprueba un denominador común: UN CUADRO DE ESTRES SEVERO, capaz de producir consecuencias orgánicas graves, no sólo provocando cuadros de alopecia nerviosa y tratamientos específicos posteriores, sino también patologías organicas que lesionan aparatos y sistemas más nobles como el Sistema Nervioso Central o el Aparato Cardiovascular, muchas veces sin posibilidad de tratamiento oportuno.

 

 
 
  (C) 2012-13 www.lacalvicie.org ~ Los contenidos presentes se hallan debidamente registrados bajo derechos de autor ~ Informes