medicos especialistas en calvicie como parte del logo del sitio la calvicie .org  
 
 

 

Alimentación en la calvicie

Salud capilar

Clínica capilar

Tipos de tratamiento capilar

Recuperación capilar

Implante capilar no quirúrgico

Implante capilar pelo por pelo

Productos capilares

Prótesis capilares

Técnicas de implante capilar

Precio del implante capilar

Trasplante capilar en mujeres

Microimplante capilar

Implante capilar en Argentina

Tratamientos capilares

Precio del injerto capilar

 

INICIO

 

 
 

TRASPLANTE CAPILAR

Generalidades: Dentro de la historia del trasplante capilar se encuentran dos formas distintas de desarrollo de esta disciplina que evolucionaron en forma paralela a través del tiempo. Una es el trasplante de unidades, también llamado micro-trasplante y otra es conocida como técnica del colgajo libre. En los últimos años se ha impuesto la escuela del trasplante capilar de unidades foliculares o micro-trasplante, donde uno de sus precursores fue el dermatólogo japonés Dr. Shoji Okuda, que en el año 1939 publicó en la Revista Japonesa de Dermatología la descripción de la técnica de trasplante capilar para el cuero cabelludo, cejas y bigotes. Desde esa época la técnica fue perfeccionándose hasta brindar en la actualidad la garantía de un tratamiento capilar eficaz y definitivo para la alopecia.
Planificación del trasplante capilar: La cirugía de trasplante capilar puede ser considerada como una obra de arte, cuya realización necesita de planificación previa y de un equipo competente que guste realizar este tipo de cirugía con buenos resultados. En virtud de las dificultades que presenta, son pocos los cirujanos que se dedican al trasplante. La planificación debe tener en cuenta desde la expectativa del paciente con relación al resultado, las necesidades de cada uno, el modo como va a ser planteado y ejecutado, previniendo futuras pérdidas de cabello.

Dependiendo de esos factores, la distribución de los folículos puede ser totalmente alterada. Hasta la colocación de los folículos varía también en función de la edad. Un paciente joven, que esté en la década de los 30 años y que tiene una superficie extensa de calvicie que se inició precozmente en la adolescencia va a pretender completar el trasplante lo más pronto posible. Para ello va a tener prioridad reconstruir la línea anterior, a efectos de recuperar el aspecto que tenía antes de la caída de cabello. En cambio un paciente con la misma superficie de calvicie, iniciada en su juventud, pero con más de 60 años de edad,  a planificación es diferente ya que el paciente se acostumbró a largo de los años a su calvicie y puede tener dudas o temor al cambio brusco de su aspecto, si el trasplante capilar comenzaría por la línea anterior. En estos pacientes es preferible realizar el trasplante por la zona de la coronilla y colocar una pequeña cantidad de cabello en forma de islotes, formando una isla en el centro de la línea frontal. Luego de un tiempo, el aspecto final es más natural y más a fin con la edad. En sesiones futuras le línea de la frente puede ser reforzada con nuevos injertos hasta conseguir un resultado final adecuado para el paciente.
Características del trasplante capilar: Hace 20 años se utilizaba la técnica de trasplante capilar con “punches”, pequeño instrumentos quirúrgicos semejantes a un cilindro de bordes cortantes, con el cual se retiraban centenas de “bocados” de cabellos del área donante, cada uno contenía de 15 a 15 cabellos. Posteriormente con los mismos instrumentos era realizados orificios en el área de calvicie, trasplantándose  el tejido extraído. Al crecer, los nuevos cabellos presentaban un aspecto como “cabellos de muñeca”, no dejando conforme a los pacientes. Además las decenas de orificios que se realizaban en la zona donadora demoraban en cicatrizar y era muy común observar exudados en el cuero cabelludo. Finalmente quedaban cicatrices residuales visibles. Posteriormente se descubrió la técnica del microtrasplante, consiguiendo que los punches fueran miniaturizados y actualmente son usado en el área receptora. Ellos pueden también ser sustituidos por agujas y láminas especiales, dependiendo de cada caso. Del área donante era retirada una faja horizontal de cuero cabelludo, en vez de tufos, conteniendo millares de folículos. Luego el área era suturada, afrontando sus bordes, dejando una cicatriz apenas perceptible, que no dificultaba futuros trasplantes. Otra de las técnicas de implante capilar es conocida como “Natural Look” (apariencia natural), y como su nombre lo dice, esta técnica restaura los cabellos perdidos, dándoles una naturalidad y una densidad idéntica a los cabellos normales. Al realizar un trasplante capilar, la distancia entre los orificios debe ser proporcional al diámetro de los injertos foliculares. Esa distancia debe ser mantenida a fin que no se afecte  la circulación sanguínea, porque es la que aporta el oxígeno y los nutrientes necesarios a los nuevos folículos pilosos implantados.  En los últimos años se pudo verificar que los cabellos nacen agrupados en el cuero cabelludo, en grupos de 1 a 4 cabellos, que son verdaderas “unidades foliculares”. Cada unidad folicular, además de los cabellos, incluye también glándulas sebáceas que otorgan la grasa natural que debe contener el cuero cabelludo, como también nervios periféricos y vasos sanguíneos. Dicha unidad folicular incluye en forma integral todas las estructuras imprescindibles para la supervivencia del cabello, por lo que debe ser mantenida intacta para asegurar el máximo crecimiento del cabello trasplantado. Esta es la razón, que actualmente el trasplante capilar es realizado en forma de unidades foliculares, seleccionandose los de un solo cabello en la línea frontal (trasplante cabello a cabello), unidades con 2 cabellos en la línea vecina a la frontal y por último unidades foliculares con 3 o 4 cabellos en el área más posterior.
Postoperatorio del trasplante capilar: es relativamente simple, siempre que el paciente siga las instrucciones del cirujano. El apósito colocado en la intervención se retira a las 48 horas y se realiza el primer lavado. Se formaran pequeñas costras en el área injertada, que van a caer espontáneamente a los  7 días, cayendo también los cabellos, pero no sus raíces. De ellas brotaran los nuevos cabellos tan vitales como los del área donante. Los orificios puntiformes realizados el área donante  dejan cicatrices imperceptibles, siendo recubiertos rápidamente por los cabellos vecinos. Puede existir un edema en la región intervenida que desaparece espontáneamente luego de 3 días. Los deportes y la actividad física tienen que recomenzarse luego de 10 días. Después de 3 meses del trasplante capilar, se inicia el crecimiento definitivo del nuevo cabello a razón de 1 centímetro por mes.

 

 
 
  (C) 2012-13 www.lacalvicie.org ~ Los contenidos presentes se hallan debidamente registrados bajo derechos de autor ~ Informes