medicos especialistas en calvicie como parte del logo del sitio la calvicie .org  
 
 


 
 

ALIMENTACION PARA LA CALVICIE

Generalidades: Dentro de los diferentes factores que determinan la caída de cabello, se encuentra el tipo de nutrición. Por ello alimentación-calvicie forma un binomio indisoluble, ya que existen muchos nutrientes  que tienen acción sobre el crecimiento del folículo piloso. Hay que recordar que biológicamente  hay dos tipos de nutrientes: los macronutrientes, grasas, proteínas e hidratos de carbono y los micronutrientes, como  los minerales y las vitaminas. Casi todos los alimentos a su vez estan formados por macro y micronutrientes, ambos esenciales para la dieta humana. Los alimentos a través de la acción de los nutrientes intervienen por mecanismos bioquímicos en el metabolismo de los tejidos y células, por lo que se acepta hoy que son necesarios para la prevención de ciertas patologías.  Una de ellas es la calvicie. Una alimentación adecuada puede prevenir la calvicie. En la personas con calvicie, la alimentación puede colaborar para su recuperación. 

TIPOS DE ALIMENTOS PARA LA CALVICIE:  

a) Alimentos de origen vegetal se debe priorizar el consumo de los incluidos en la familia de leguminosas, como son los granos, arvejas, porotos o lentejas. Estos son alimentos son ricos en Hierro, Zinc y proteínas. Las leguminosas son consideradas alimentos ricos en biotina, que es una vitamina del complejo A, ingrediente fundamental para conservar la salud del cuero cabelludo. También los vegetales de color oscuro deben ser tenidos en cuenta, como brócolis, espinaca  y radichetas, que tienen altas concentraciones de hierro y además aportan vitamina A y C, que además de estimular el crecimiento del cabello, también actúan en el equilibrio del funcionamiento de las glándulas sebáceas. Las personas que prefieren ingerir zanahorias crudas, deben hacerlo en forma de “jugo o zumo”, porque conserva una alta densidad de betacaroteno y vitamina A, que además sirve para mantener un bronceado de la piel. Dentro de las frutas, las manzanas son las más importantes, ya que estimula el crecimiento del folículo piloso. Los alimentos que contienen soja, son ricos en fito-estrógenos, por lo cual ayudan a regular los niveles de los estrógenos sanguíneos, necesarios para prevenir la caída de cabellos. Manteniendo los niveles hormonales equilibrados, evita que el cabello se desprenda y permite que sea más consistente y saludable. Las castañas contienen selenio, mineral indispensable para conservar la salud capilar. Estas deben ser consumidas, dentro de las posibilidades a lo largo del año a pesar que su cosecha es estacional.  Las almendras, nueces y otros frutos secos están disponibles todo el año y no existiría impedimento de un consumo constante, ya que aportan omega-3, nutriente responsable junto a otro factores del crecimiento del cabello. b) Alimentos de origen animal:  Se utilizan también para el tratamiento natural de alopecias: el huevo, preferentemente cocido en vez de frito, es un alimento que no puede faltar en los seleccionados. Posee biotina y vitamina B12, ayuda bastante en la producción de hemoglobina, por lo cual es efectivo para el tratamiento de las anemias. El pollo, por tener alta concentración de hierro y cisteína (aminoácido que forma parte de la estructura de las proteínas), revitaliza los cabellos y permite mantener su color original, evitando que aparezcan canas precozmente y se pierda el color natural. Finalmente hay que mencionar como aporte natural para el tratamiento de alopecias, al chocolate, en pequeños volúmenes, ya que ayudará a regular los niveles hormonales necesarios para la salud capilar.
TIPOS DE NUTRIENTES: MICRONUTRIENES: a) Cloruro de sodio (sal de cocina): Si el consumo de sal es menor al requerimiento del organismo (0.2 a 0.6 gr/día), puede ser un factor que provoque la pérdida de cabello. b) Iodo: cuando se consume una cantidad de iodo inferior al requerimiento diario, hay mayor posibilidad del debilitamiento y posterior caída de cabello. Se debe que este catión tiene un efecto sobre el sistema hormonal y actúa indirectamente sobre la formación de ellas. Los alimentos que tienen alta concentraciones de Iodo, son pescados y mariscos.
MACRONUTRIENTES: Grasas: las carnes rojas ricas en grasa estimulan la producción de testosterona, que interviene en la fisiopatología de la caída de cabello, es decir, se deben consumir en poca cantidad. Acidos grasos esenciales: el aceite de soja y de lino son estimulantes del crecimiento capilar porque actúan en la regeneración tisular. Se debe consumir una cucharada sopera por día. Hidratos de carbono: el pan, las pastas, las papas se transforman en glucosa y pueden alterar el nivel de insulina en sangre, que está en íntima relación con la producción de testosterona. Hay que evitar comer estos alimentos en exceso. Proteínas: son importantes para los mecanismos de regeneración y crecimiento capilar. Hay que evitar hacer dietas hipocalóricas basadas en la disminución del aporte de proteínas, porque muchas veces favorece la caída de cabellos. Dentro de los alimentos con alto valor proteico se encuentra la soja, que constituye uno de los alimentos que deben consumir las personas que quieren evitar la calvicie.

 
 
  (C) 2012-13 www.lacalvicie.org ~ Los contenidos presentes se hallan debidamente registrados bajo derechos de autor ~ Informes